PSICOTERAPIA ADULTOS

PSICOTERAPIA ADULTOS

ÁREAS DE ESPECIALIZACIÓN

Es un tratamiento individual enfocado en personas mayores de 20 años, que se ven enfrentados a temáticas y/o problemáticas que requieren de atención y trabajo de tipo personal.

Es importante considerar que la adultez, se caracteriza por ser la etapa donde el individuo alcanza su plenitud en el desarrollo biológico y psíquico. En el plano del desarrollo social el individuo se enfrenta al aumento de sus demandas y exigencias, a la toma de decisiones, etc., las que afectarán y comprometerán su éxito y felicidad futuros. Estará desafiando los cambios en el plano profesional y familiar, debiendo estar preparado para ellos. En ocasiones, la falta de recursos o la percepción de la misma, hace que esta situación sea altamente estresante para la persona, incapacitando así su evolución personal.

Como también se enfrentará también a situaciones vitales traumáticas tales como la muerte de un ser querido o una enfermedad difícil. Esto cambiará drásticamente su vida aumentando la tensión y angustia en la misma.

La Terapia Individual, brindada en esta etapa, un espacio de autoconocimiento guiado por un psicoterapeuta, en el cual a través del análisis de sus emociones y sus conductas, podrás entender cómo tus pensamientos (muchas veces inconscientes) dan forma a su malestar.

Durante el transcurso de la psicoterapia podrás reconocer el origen de tus emociones, mejorar tus relaciones con los demás, aumentar tu capacidad para tomar decisiones, y desarrollar una autoestima sana, lo que te permitirá relacionarte mejor contigo mismo y con el mundo que te rodea. Está en la persona la capacidad de aceptar, enfrentarse y adaptarse a la nueva situación.

Los tratamientos psicoterapéuticos son diseñados teniendo en cuenta la singularidad del consultante, y tienen como objetivo general mejorar su calidad de vida.

  • Acompañamiento y resolución adaptativa en procesos de duelo.
  • Trastornos del sueño.
  • Autoestima.
  • Adicciones y drogodependencia.
  • Trastornos disociativos de la personalidad.
  • Miedos y fobias.
  • Trastornos de Estrés Post Traumático: Abuso sexual, Maltrato físico y emocional, Accidentes, Pérdidas... entre otras.
  • Trastornos emocionales y de la conducta.
  • Trastornos de la ansiedad: Ataques de pánico, Crisis de angustia.
  • Trastornos del estado de ánimo y depresión.
  • Trastornos de la alimentación: Anorexia, Bulimia.
  • Trastornos de la comunicación y competencia social: Habilidades Sociales.
  • Alto rendimiento profesional y ejecutivo.
  • Control de impulsos.